15 Enero 2016

CONSEJOS PARA HACER UNA REFORMA

Buenos días,

 

Hoy he pensado escribir este post para dar algunos consejillos (creo que útiles) para aquel o aquella que (reuniendo valor y paciencia :D) quiera embarcarse en la aventura de reformar su casa, piso, local u oficina.

Algunos de ellos os parecerán muy básicos, pero creo que son muy importantes para tener éxito en nuestra reforma:

 

ANTES DE EMPEZAR LA OBRA:

Es fundamental antes de empezar la obra (y antes de pedirle a alguien que nos valore hacer los trabajos), tener muy claro lo que se quiere hacer (tanto si contratas a alguien para que nos haga el proyecto de reforma como si nos vamos a encargar nosotros de hacerlo todo).

Cuanto más definido lo tengas todo, menos margen de error das a que te presupuesten o ejecuten cosas que no quieres o de la manera que no quieres.

Estoy hablando de altura de enchufes, ubicación de radiadores, dimensión del zócalo, etc. Todo depende también de lo exigente que seamos cada uno para estos detalles.

Está claro que aquí juega un papel muy importante la experiencia de cada uno o el asesoramiento que tengamos.

Si lo tenemos todo muy bien definido, evitaremos sorpresas tanto a la hora del presupuesto (el típico “ésto no estaba incluido en el presupuesto”) como errores en la ejecución (“esto lo he hecho así porque así lo hago siempre”).

Por eso, vale la pena no tener tanta prisa en empezar la obra y dedicarle tiempo a pensar bien en todos los detalles para evitar futuros problemas y malos entendidos. En una obra es muy probable que hayan cambios, pero si podemos evitar este tipo de modificaciones resultará mejor todo.

 

DURANTE LA OBRA:

Aquí es cuando nuestra experiencia con las obras más nos ayudará, pero vamos a dar algunos consejos de errores habituales que pueden ser de utilidad:

 

∇ Regatas en tabiques cerámicos: cuando se hacen regatas en tabiques cerámicos para pasar instalaciones, NUNCA deben hacerse en sentido horizontal en la parte inferior del tabique, SIEMPRE en vertical. Y el motivo es de lógica, pero es un error muy común: si hacemos la regata horizontal en la parte inferior, estamos eliminando el grosor de apoyo del tabique, lo que provoca que se debilite y pueda llegar a caer.

La forma correcta es repartir las instalaciones por el techo, y cuando lleguemos al punto donde necesitamos poner el enchufe, grifo, etc… haremos la regata en vertical desde el techo hasta el punto determinado. Si en algún punto en concreto no podemos pasar la instalación por el techo, podemos hacer la regata horizontal pero siempre en la zona mas alta del tabique.

Esta problemática es mucho más grave cuando sucede en paredes de carga que en tabiques que no soportan cargas.

 

∇ Tabiquería de cartón-yeso (o pladur): Cada vez es más habitual hacer los tabiques dentro de una vivienda u oficina de pladur. Es una solución muy válida pero es muy importante ejecutarlo correctamente. Os comento algunos errores que no deberíais permitir en una reforma:

1.La estructura de los tabiques y las placas deben llegar hasta el techo (forjado). Me he encontrado muchas veces que una vez superada la altura de donde irá el falso techo, no colocan las placas y/o la estructura propia del conjunto. Ambos elementos dan rigidez y aislamiento al tabique, por lo que si no se realiza de esta forma, una vez terminada la obra nos encontraremos con problemas de transmisión de ruidos entre estancias y posibles grietas o movimientos en los tabiques.

2.El encintado (lo que se usa para tapar las juntas entre las placas) debe hacer siempre, incluso en las paredes que alicateremos o pondremos algún tipo de revetimiento (baños o cocinas).

El motivo es que al no sellar las placas, las posibles dilataciones del pladur se transmitan a las piezas de revestimiento (alicatado) y las puedan llegar a rajar.

Así que aseguraros que encintan todas las paredes antes de alicatar. A no ser que en el presupuesto te hayan especificado que no harán el encintado en esas pardes (porque a lo mejor se quiera abaratar el precio) su obligación es hacerlo.

3.La separación entre los perfiles verticales debe ser de entre 45cm y 60cm. Si esta separación es mayor el tabique pierde resistencia. Esto se suele hacer o por desconocimiento o porque se ahorra dinero quien lo monta porque pone menos estuctura de aluminio.

4.En aquellas paredes o techos que queramos colgar elementos pesados (lavabos, muebles altos como los de cocinas, alguna lampara pesada) hay que prever reforzar la estructura o bien con tablones de madera o bien con planchas metálicas.

5.A la hora de hacer un falso techo de pladur, es conveniente tener bien claro donde van las luminarias o elementos que requieran de algún agujero (recordar el primer punto de este post) porque así podremos saber cómo repartir la estructura del pladur y no tener que cortarla después, debilitando así la estructura.

Podéis encontrar mucha documentación sobre el sistema de cartón yeso en https://www.pladur.com/es-ES/

 

∇ Grosor de zócalos y tapetas de puertas: Aunque esto es una cuestión de gustos, el zócalo del pavimento debería ser igual o menor (si es que queremos es efecto) que el de la tapeta de la puerta. Si el zócalo fuese más grueso que la tapeta, en el punto donde se encuentran veríamos el canto del zócalo que no suele estar acabado.

Esto suele pasar cuando quien nos pone el zócalo no es la misma empresa que nos pone las tapetas de las puertas.

 

EN EL PROCESO DE ACABADO DE LA OBRA:

En esta fase de la obra, lo primero que os recomendaría es no perder la paciencia en intentar terminarla a toda costa. Hacia el final de la obra es muy habitual querer terminarla cuanto antes porque queremos verlo ya acabado todo, pero es la fase de los detalles y no podemos bajar la guardia.

Piensa que una reforma es algo que vas a estar viendo a diario (si es el lugar habitual de trabajo o vivienda) y por lo general aquellas cosas que quedan mal son las que te acaban llamando más la atención.

Por eso es importante, mientas se está terminando la obra, repasarlo todo y ponerlo en funcionamiento para poder detectar posibles errores, detalles mal acabados o cosas que simplemente no eran las que se habían acordado. Si es necesario haz una lista con todas estas cosas para comentárselas a quien te haya hecho los trabajos. Una vez hayas terminada la reforma te costará más que te lo solucionen que si todavía están trabajando.

 

 

Y esto es todo lo que he pensado en comentaros hoy.

Espero que no se haya hecho muy pesado 🙂

 

Hasta el próximo post!