LAVADO DE CARA DE OFICINA

Proyecto en el que el cliente solo quiere hacer un lavado de cara de la oficina sin hacer una gran inversión económica. Se mejoran las instalaciones eléctricas manteniendo el falso techo. Se cambian las carpinterias de aluminio exterior y el pavimento es sustituido por un parquet nuevo. También se actualizan los servicios sustituyendo todo el alicatado, el pavimento y los sanitarios.